Embriaguez o toxicomanías en la empresa

El Estatuto de los Trabajadores incluye como causa de despido disciplinario “la embriaguez habitual o toxicomanía, si repercuten negativamente en el trabajo”.

Éstos comportamientos pueden ser sancionables de forma disciplinaria por la empresa, llegando incluso a ser motivo de despido procedente del trabajador, sin derecho a cobrar ningún tipo de indemnización. Tanto la ingesta de cualquier tipo de drogas, como la embriaguez habitual, son causa directa de una reducción significativa del rendimiento del trabajador, lo que deriva en una merma en la productividad de la empresa y en una pesada carga para la misma.

Magna Detectives le ofrece los medios necesarios para demostrar la embriaguez o toxicomanía del trabajador, cuando afecte en el ámbito laboral. Nuestras investigaciones pueden ser presentadas ante Jueces y Tribunales, pudiendo proceder así al despido disciplinario del trabajador.

Contacte con nosotros y estudiaremos su situación particular.