Control de calidad. "Mystery shopping"

La falta de tiempo del empresario, muchas veces provoca que las tareas que se delegan no se realicen con la profesionalidad que se merecen.

Por ello, el control de calidad sobre la actividad tiene un claro objetivo: obtener la información sobre el funcionamiento real del negocio, facilitando que el empresario tome las decisiones correctas, garantizando así el éxito de la empresa.

Como detectives privados, realizamos exhaustivos controles de calidad sobre los procesos que estime convenientes en el funcionamiento de su actividad. Generalmente las empresas que contratan Magna Detectives para el control de calidad, lo hacen para revisar los procesos comerciales, es decir, las ventas directas y el trato con los clientes.

Aunque en el imaginario ha calado el término de “cliente misterioso” (mystery shopping), éste es un concepto que no nos gusta utilizar para definir nuestro servicio. Generalmente, el llamado mystery shopping se realiza por personas o empresas intrusas en el sector, que carecen de la habilitación como detectives privados, y por supuesto, si observan alguna anomalía que pueda suponer una actitud ilícita por parte de algún empleado, no podrán emitir un informe y ratificarlo ante Jueces y Tribunales. Sin embargo, Magna Detectives, al contar con la habilitación legal y los medios técnicos y conocimientos necesarios, nuestras pruebas tendrán plena eficacia ante los órganos jurisdiccionales.

Además, en Magna Detectives nos diferenciamos de otras agencias de detectives en que nuestros procesos de control de calidad son realmente muy exhaustivos, observando una amplia lista de cuestiones. Para alguna de ellas, actuamos como un cliente más, buscando situaciones límite para comprobar la resolutividad de los empleados. Contrate sólo a los mejores para que su empresa sea la mejor.

  1. Analizamos el comportamiento de los empleados, la calidad del personal y los servicios prestados.
  2. Observamos aspectos como la atención al cliente, la afabilidad, velocidad, cortesía, paciencia, honestidad, cuidado personal y cortesía de los empleados.
  3. Nos fijamos especialmente en la profesionalidad y utilización apropiada de técnicas de venta de los empleados, así como la comprobación y honestidad en los cobros. Comprobamos cómo atienden las quejas de los clientes.
  4. Además del personal, observamos el aspecto y aseo del establecimiento, el orden y la correcta presentación de los productos.
  5. Estudiamos el público del establecimiento, segmentando a los clientes y haciendo encuestas de forma discreta entre los visitantes del establecimiento, realizando un informe con las opiniones sobre la empresa.
  6. Observamos las campañas o promociones vigentes.

Éste tipo de servicio puede utilizarse en la mayoría de las empresas. Desde hoteles, restaurantes, empresas de telefonía móvil, supermercados, estaciones de servicio, concesionarios de vehículos, servicios bancarios, empresas de trabajo temporal, etc…

El informe que realicemos le servirá para mejorar constantemente la calidad y el compromiso pleno con la satisfacción de sus clientes, ofreciendo cada vez un mejor servicio.

No lo dude y contacte con nosotros.